Salsa Bechamel

La salsa bechamel es una salsa de leche engordada con un roux (mezcla de manteca y harina).
Las proporciones de manteca y de harina son iguales y variarán dependiendo del tipo de bechamel que queramos realizar.
Preparación de la salsa bechamel

Ponemos a calentar la leche en una olla con una cebollla a la mitad y un clavo de olor, tambien le puseun ahojita de laurel y pizca de pimienta blanca y nuez moscada.; por otra parte, derretimos la manteca en una olla y cuando está derretida añadimos la harina dejando que se cocine a fuego lento, pero sin que se ponga oscura o tome color.
Una vez formada una masa con la mantca y la harina (tenemos el roux), vertemos poco a poco la leche (sin la cebolla y el laurel) caliente sin dejar de remover para que no se formen grumos. Finalmente ponemos a punto de sal y ya estará lista para consumir. Esta salsa combina muy bien con verduras, queso, trozos de carne cocida, embutidos, marisco, etc.
Proporciones de harina y mantequilla por litro de leche dependiendo del uso que le demos

Bechamel salsa: 40 g de mantequilla y 40 g de harina por litro de leche.
Bechamel crema: 60 g de mantequilla y 60 g de harina por litro de leche.
Bechamel para fritos: 90 g de mantequilla y 90 g de harina por litro de leche.
Bechamel para croquetas:
110 g de mantequilla y 110 g de harina por litro de leche. Cuando vayamos a hacer la bechamel para la masa de las croquetas la debemos dejar espesar, así evitaremos que se deshagan al freírlas. El secreto está en dejarla al fuego un poco más tiempo que las demás bechameles. Mientras la dejamos enfriar, la cubrimos con papel celofán transparente de cocina para evitar que se forme esa capa dura de encima y lograremos con ello que las croquetas estén más jugosas. Esta salsa puede conservarse algunos días en la nevera pero siempre bien cubierta, o en el congelador hasta 3 meses.

Tips Para que quede la bechamel sin grumos:

El secreto está en rehogar primero la mantequilla con la harina hasta conseguir que se desprenda de las paredes del recipiente. dejar enfriar. A continuación, se añade de golpe la leche hirviendo y se remueve constantemente a fuego minimo, con una cuchara de madera hasta que la mezcla espese y sea homogenea. se deja enfriar con un papel fim sobre la superficie.

Sugerencias para vos:

Ingresa a tu cuenta.